28 oct. 2008

La Danza en Espiral


La Diosa madre está volviendo a despertar y nosotros podemos empezar a recuperar nuestro derecho de nacimiento original: la pura alegría de vivir. Podemos abrir unos ojos nuevos y ver que no hay nada de que ser salvados, ninguna lucha vital contra el universo,ningún Dios fuera del mundo que deba ser temido y obedecido; sólo la Diosa, la Madre, la espiral que gira y nos hace entrar y salir de la existencia,cuyo ojo pestañeante es el pulso del ser (nacimiento,muerte, renacimiento),cuya risa borbotea y viaja por todas las cosas y que se encuentra sólo a través del amor: amor a los árboles ,a las piedras, al cielo, y a las nubes, a las flores perfumadas y a las olas imponentes; a todo lo que corre y vuela y nada y se arrastra sobre su rostro; a través del amor a nosotros mismos, del amor creador del mundo que sentimos unos hacia otros; cada uno de nosotros  es único y natural como un copo de nieve, cada uno de nosotros siendo su propia estrella, su hijo/a, su amante, su amado/a, su Yo

-Starhawk, La Danza en Espiral-